5 Averías comunes en coches

Se puede afirmar que la humanidad ha tenido una exigencia histórica por trasladarse, y el automóvil se ha convertido en el medio por excelencia para satisfacer tal necesidad. En la sociedad actual, disponer de un coche, representa un hecho corriente, al punto que se estima la existencia de más de mil millones de autos activos a nivel global. Siendo un producto tan común, conviene señalar que, como toda maquinaria, los automóviles están sujetos a experimentar desgaste y presentar deterioro o desperfectos que sin duda, alteran su correcto funcionamiento. Veamos cuáles son, algunas de las averías más frecuentes en los coches:

  • Airbag

El airbag o bolsa de seguridad, es un dispositivo que se encuentra ubicado en el frontal del coche, ocultos frente al conductor, en el volante, y en el salpicadero, frente al puesto del acompañante. Su correcto funcionamiento preserva la seguridad de los pasajeros en una eventual colisión. Es frecuente que en el cuadro de mandos se emita una advertencia de anomalía en su funcionamiento, provocado habitualmente porque el coche ha permanecido sin electricidad durante varias horas; la solución podría ser muy sencilla, bastaría con resetear la centralita. Sin embargo, la recomendación generalizada ante esta advertencia, es hacer una revisión completa de los componentes del sistema.

  • Centralita electrónica de motor (ECU)

La centralita electrónica de motor, también conocida como la unidad de control electrónico, es un sistema de alta complejidad que se encarga de supervisar las funciones operativas del coche. Su correcto funcionamiento depende de una gran cantidad de elementos; está conectada a numerosos terminales, sensores y actuadores, y el fallo de cualquiera de éstos provoca una anomalía que afecta directamente el desempeño del auto, convirtiéndose en una de las averías más frecuentes. Al presentarse, es requerido hacer un diagnóstico en donde se determine el origen de la falla, pudiendo solucionarse con una reprogramación, la sustitución del componente averiado o en el peor de los casos, el reemplazo de la unidad.

  • Pastillas y pinzas de freno

El coche está compuesto por varios subsistemas que cumplen una función determinada; uno de estos componentes es el sistema de frenado del vehículo y por la naturaleza de su funcionamiento, es uno de los que sufre mayor desgaste. Las pastillas de freno son los elementos que literalmente contienen la marcha del auto, gracias a la fricción que ejercen sobre las ruedas. La pieza encargada de ejercer esa presión es conocida como pinza de freno, su mal funcionamiento, ocasiona desequilibrio y falta de potencia en la frenada; esta frecuente avería produce lances de descontrol del coche al momento de frenar. Es muy importante que estos elementos tengan una revisión periódica y deben ser reemplazados oportunamente.

  • Faros desajustados

Es uno de los inconvenientes más comunes que presentan los coches; el desajuste es producido mayormente, por pequeños golpes que ocasionan una anomalía en la ubicación original de la pieza. Este desperfecto provoca la iluminación defectuosa del vehículo; no hay que olvidar que el mal contacto de las bombillas, podría hacer que se fundan, elevando la gravedad de la avería. Para evitar estos percances, se debe mantener ajustados apropiadamente los faros y sus componentes.

  • Catalizador

Es un dispositivo que tiene como función, reducir la emisión de gases tóxicos por medio de una reacción química que se produce en su interior. Esta común avería se presenta cuando se depositan demasiados gases y el catalizador no es capaz de suprimirlos completamente. Este fallo se suele producir por el mal funcionamiento de las bujías o por usar el coche de manera excesiva en trayectos cortos, en donde el motor trabaja a menos de 2000 rpm. Su mal funcionamiento suele ser advertido en el cuadro de mandos y se deben corregir las causas que provocan la falla. Dependiendo del estado en que se encuentre el catalizador, podría ser necesario su reemplazo.

Otros artículos que te pueden interesar: