Reparacion centralitas

No hay productos en esta categoría

centralita-coche

¿Que son las centralitas del coche?

Las centralitas o unidades de control, son una pieza fundamental en el funcionamiento de nuestro coche. Podemos decir que son pequeños ordenadores encargados de velar por el buen funcionamiento de los sistemas más importantes de nuestro vehículo. En un principio, los coches solo contaban con una centralita, la del motor. La misma se usaba para controlar la cantidad de carburante a quemar durante la combustión; así como las revoluciones y el régimen de ralenti .

No obstante con el paso de los años y la evolución de los circuitos integrados: Hemos sido testigos no solo de un aumento en las funciones a llevar a cabo por la centralita del motor; sino también de la incorporación de otras unidades. Estas últimas suelen encargarse del control de un sistema en específico de forma individual. Como puede ser el abs, el airbag, el cuadro de instrumentos, el cierre de puertas o el sistema de climatizado(bci).

¿Cuáles son sus funciones?

Las funciones a desempeñar de una centralita varían de un tipo a otro, en dependencia del sistema que le toque controlar. Por ejemplo, las unidades centrales del motor suelen encargarse de lo siguiente:

  • Control de la inyección de combustible: Determina la cantidad de combustible a inyectar en cada ciclo, así como la duración del mismo.
  • Control de arranque: Evita que el motor de arranque siga funcionando segundos después del encendido, lo cual a la larga previene la fatiga del mismo y del motor en sí.
  • Límite de revoluciones: Evita que el motor sobrepase el límite de revoluciones por minuto que el fabricante del mismo, ha definido como seguro.
  • Limitación de potencia: Limitando la potencia de salida del motor en la primera marcha, evita su desgaste y posible rotura.
  • Control de marchas.

reparacion-centralita-coche

Averias más frecuentes 

Existen muchas razones por la que puede fallar una centralita. No obstante, dichas averías pueden ser agrupadas en 4 grandes categorías:

  • Componentes externos: Cuando algún componente que mantiene comunicación con la unidad, como pueden ser los sensores, la batería o el cableado: produce un cortocircuito o una subida de tensión. Aparte de efectuar reparar la centralita, en este caso también es necesario efectuar el diagnóstico y reparación del componente externo defectuoso. Dado de que si se repara o intercambia la unidad sin haber hecho lo mismo con dicho componente, corremos el riesgo de que se vuelva a producir la misma averia en un futuro.
  • Agentes externos: El más común es el agua. Si la centralita llega a mojarse, es muy probable que las conexiones eléctricas se vean afectadas. En cuyo caso no se sera posible su reparación y deberá ser sustituida por otra.
  • Roturas en la placa: Con el paso del tiempo, y debido a las continuas vibraciones y cambios en la temperatura a las cuales se ve sometida una unidad de control: es bastante común que surjan grietas en la placa madre de las unidades. Dependiendo de la gravedad de dichas fisuras, pueden ser reparadas o remplazadas por otra.
  • Fallos de programación: Cuando no se ha programado de forma correcta, o si ha sido reprogramada sin tener en cuenta las características concretas del modelo, es normal que de fallos de manera regular o que no llegue siquiera a activarse. En este caso es necesario reprogramar la centralita.

¿Necesitas reparar tu centralita?

 Contamos con un equipo profesional altamente cualificado, compuesto por ingenieros electrónicos e informáticos, que le garantizarán un servicio rápido, profesional y sobre todo adsequible. Además de codificar, reprogramar y reparar los módulos del coche, también arreglamos llaves de coche, cuadros, tarjetas de arranque, airbags, direcciones, sistemas ABS e inmovilizadores. Si tienes problemas con tu unidad de control, no dudes en llamarnos: ¡Estaremos encantados de ayudarte!.

Accept

Esta página web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Más información aquí.